Primer caso argentino sobre “robo” de criptomonedas

El pasado 21 de noviembre de 2018 la Sala 3 de la Cámara Tercera en lo Criminal de la Provincia de Chaco (el “Tribunal Interviniente”) dicto sentencia de primera instancia en el marco de la causa “P., H. M. s/ defraudación informática en concurso real con violación de secretos y de la privacidad” tramitado bajo el N° 40134/2017-1 en la cual se dispuso la primera condena por el “robo” de criptomonedas en la República Argentina.

Los hechos que motivaron el caso fueron los siguientes. Entre los días 14 de diciembre y 16 de diciembre del 2017, el Sr. H. M. P. realizó un ataque informático al exchange “Mercury Cash”, mediante el cual logró acceder a los sistemas de las compañía y cursar transferencias de ether, la criptomonedas asociada a la blockchain de Ethereum, a cuentas que el condenado mantenía en otras plataformas, para luego descargar las mismas en una billetera de su titularidad y dominio en un teléfono celular. El atacante fue identificado gracias a las medidas de seguridad informática que mantenía el exchange, que permitió identificar las direcciones IP desde las cuales el atacante ingresó al sistema, así como también gracias a la colaboración entre los exchanges, ya que parte de las primeras direcciones a las cuales se enviaron ethers eran de billeteras de otros exchanges.

En atención a estos hechos, el imputado fue condenado por el delito de defraudación informática en concurso real con violación de secretos y de la privacidad (Art. 173 inc. 16, art. 153 bis 2do supuesto en función del art. 55 del C.P.), tras la solicitud de juicio abreviado en la cual admitió su culpabilidad sobre los hechos imputados. A criterio del Tribunal Interviniente, el imputado defraudó a los dueños del portal “Mercury Cash” mediante el ataque informático ocasionándoles el perjuicio de perder una suma considerable de ethers. A su vez, el Tribunal Interviniente considera que corresponde agravar la pena puesto que la estafa ha recaído sobre un proveedor de servicios financieros. Asimismo, el Tribunal Interviniente considera que el acceso realizado por el imputado constituye el supuesto del art. 153 bis 2do supuesto de acceso ilegitimo a un sistema informático. En atención a todo, el Tribunal Interviniente dispone la aplicación de una pena de 2 años de prisión efectiva.

Este caso nos demuestra que es posible lograr recuperar una suma de criptomonedas en el caso de un ataque informático así como también la clara cooperación entre los diferentes del ecosistema pero, en particular, nos demuestra que la justicia argentina está en condiciones de hacer frente a estos nuevos desafíos jurisprudenciales al lograr un entendimiento acabado de la realidad tecnológica para resolver el caso y dar una solución a los nuevos hechos jurídicos.